Compártelo:

El cambio de horario de verano 2020 ya está aquí

El cambio de hora nos ayuda a reducir el gasto energético y la adaptación del ritmo de vida a las horas de luz natural.

Son dos ocasiones al año las que cambiamos el reloj para adaptarnos al horario de invierno o de verano. Dicho cambio resultaba de carácter obligatorio, pero desde octubre de 2018, esa modificación obligatoria ha sido derogada. Hoy en día, todavía son muchos los países que realizan esta actividad a pesar de que cada vez son más los que mantienen todo el año con el mismo horario.

 

reloj-cambio-hora


 

¿Cuándo se cambia la hora?

No existe un día clave en concreto que coincida con el calendario, sino que se realiza el último domingo de marzo, adaptando la luz al horario de verano, y el último domingo de octubre, adaptando la luz al horario de invierno.

¿Cuál es el motivo del cambio?

Los principales motivos por los que se establecen dos horarios distintos están directamente relacionados con el ahorro energético y aprovechamiento de la luz solar. Con el cambio horario se pretende adaptar las actividades que se realizan cada día a las horas de luz natural aprovechando así la misma.

El ahorro energético, además de generar una caída en la factura de la luz, contribuye directamente a la reducción de la contaminación y el cambio climático del planeta. Además, si a ello le sumamos la instalación de luz LED en nuestros hogares, el ahorro será mucho mayor.

La iluminación de tipo LED no solo contribuye a reducir el gasto en energía, sino que el reemplazo de este tipo de luminarias se realiza en periodos de tiempo mucho más amplios por sus horas de vida.  Gracias a las tecnologías y soluciones que ofrece Prilux, como WAS Indoor, junto con las luminarias LED, puede llevarse a cabo un control y una automatización de la iluminación en función de la luz natural que incide en el interior de cada espacio. De tal manera, podrá mantenerse siempre la misma iluminación en cada zona mediante la regulación de su intensidad y generar un mayor ahorro energético.

Además, la regulación lumínica de los espacios no sólo contribuye al ahorro energético, sino que mejoran el ciclo circadiano de los seres humanos que a veces se ve alterado con el cambio horario. Tiene su efecto ayudando a controlar los procesos de alimentación y digestión, temperatura corporal, secreciones hormonales, horario de sueño y estados de vigilia, reduciendo sensaciones como fatiga, insomnio, etc.

Por tanto, desde Prilux, recomendamos incluir en tus instalaciones sistemas de regulación y control para aprovechar el aporte de luz natural en las instalaciones que sean posibles y adecuarla en función de horarios y calendarios para tener la luz adecuada en cada momento y aportar un ahorro energético adicional a la que aporta la tecnología LED.

 

¡Y recuerda, no olvides cambiar el reloj!