Compártelo:

Claves para iluminar nuestra "home office"

Estos días muchos somos los que nos hemos visto obligados a trasladar nuestras oficinas a nuestros hogares convirtiendo nuestras casas en improvisadas oficinas para frenar la expansión del COVID19.

Para que tus jornadas de trabajo sean productivas y esta nueva experiencia sea lo más positiva es necesario establecer una rutina de horarios de trabajo, de pausas, vestirse en vez de trabajar en pijama, de estar conectado con el mundo exterior y sobre todo, delimitar el espacio de trabajo en casa y tener una correcta iluminación. ¡Toma nota!

 

organiza-escritorio

1. Planifica tu espacio de trabajo.

Busca un lugar confortable, tranquilo y que puedas ventilar a diario dentro de tu hogar que favorezca la concentración y puedas evitar distracciones. Ten en cuenta los diferentes elementos y accesorios que necesitas para realizar tu trabajo como mesa silla, el material de oficina necesario, ordenador, etc. Trata de que la distribución de los diferentes elementos de mobiliario que necesites te aporte el máximo nivel de confort y ergonomía y la zona elegida, te permita aprovechar de forma adecuada la luz natural si puedes disponer de ella.

 

ilumina-escritorio

2. Ilumina tu nueva oficina.

Una iluminación adecuada en tu lugar de trabajo favorece la productividad. Cuidar este aspecto potencia el bienestar, aumenta la creatividad y facilita el desarrollo de las tareas de forma más ágil y eficaz. Para iluminar correctamente este espacio es necesario tener una buena iluminación natural y combinar una luminaria de escritorio tipo flexo, con una luminaria que aporte luz cenital.

 

Cuando en Prilux abordamos proyectos para iluminar espacios de trabajo como oficinas, realizamos la planificación de la iluminación por capas siendo éstas la luz general, la luz de trabajo y la luz de acento. En este caso vamos a prestar especial atención a la luz natural, la iluminación indirecta y la luz adecuada en el plano de trabajo. 

Luz natural

Sin lugar a dudas la luz del sol es la más beneficiosa por ser de mayor calidad y por los beneficios que aporta a nuestro organismo. Para aprovechar este tipo de luz siempre es mejor que llegue a la mesa desde un lateral para evitar sombras y, preferiblemente de forma indirecta o tamizada, esto puedes lograrlo haciéndola pasar por una persiana o cortina translucida de esta forma evitaras reflejos molestos.

Iluminación indirecta

La luz indirecta es esencial para evitar en la zona de trabajo de posibles deslumbramientos y destellos. Además, si trabajamos muchas horas delante del ordenador evitaremos la irritación de los ojos y conseguiremos que se nos canse menos la vista para evitar la fatiga visual.

Para conseguir una iluminación uniforme en el plano de trabajo es necesario utilizar lámparas y aplique con difusor translúcido o lámparas indirectas que emiten la luz hacia arriba para que la luz refleje en paredes y techo.

Luz de trabajo

La utilización de lámparas tipo flexo ayudarán a iluminar exclusivamente el área de trabajo de forma correcta. En algunas ocasiones es conveniente contar a la vez con la iluminación indirecta y con la luz de trabajo para lograr una iluminación más homogénea.

Todos conocemos que la temperatura de color (CCT) define la tonalidad de la luz que va desde el cálido (luz amarillenta) hasta el frío (luz azulada). En Prilux recomendamos una luz fría que esté por encima de los 4000K ya que ésta proporciona tonos azulados que hace que nos mantengamos más activos y concentrados.

 

Desde Prilux esperamos que con estos consejos el teletrabajo se nos haga más confortable y productivo en estos días de confinamiento.