Compártelo:

Iluminación exterior profesional: cómo iluminar proyectos de jardín

Un proyecto de iluminación adecuado aporta a las infraestructuras beneficios como la mejora de la visibilidad, posibilidad de dar una segunda vida cuando desaparece la luz solar, distinción de ambientes, una mayor seguridad y un mayor confort…

 

Hoy en día, la luz artificial se ha convertido en un elemento primordial a tener en cuenta en el diseño de espacios y la arquitectura.

Un proyecto de iluminación adecuado aporta a las infraestructuras beneficios como la mejora de la visibilidad, posibilidad de dar una segunda vida cuando desaparece la luz solar, distinción de ambientes, una mayor seguridad y un mayor confort.

Cuando se habla de iluminación exterior en concreto, la selección de luminarias correcta varía en función de las necesidades implícitas de la ubicación o zona donde se desea instalar. En este tipo de escenarios cobra especial importancia la correcta elección del grado de protección de las luminarias dada su permanente exposición a agentes meteorológicos como la lluvia, el polvo, la humedad, etc.

 

  • Iluminación de zonas de paso

 

Con el fin de aportar una mayor visibilidad y garantizar una mayor protección frente a robos en los hogares, las zonas de paso y entradas deben contar con una iluminación directa y dirigida que actúa como guía para acceder a las distintas zonas del jardín.

Una de las formas de disponer de una iluminación directa se logra mediante la instalación de luminarias empotrables de pared como MERK y HANK, que cuentan con un grado de protección IP54 que les proporciona resistencia al agua y al polvo. Cuentan con sensor de presencia que iluminará la zona cuando se detecte movimiento, evitando robos y tropezones ante la falta de visibilidad nocturna. Además, su carga solar no supone ningún gasto energético consiguiendo así una mayor eficiencia.

No debe olvidarse la posibilidad de instalar pinchos de jardín como CATT, que disponen también de las características óptimas de una instalación de jardín como la carga solar y el sensor de presencia. Además, su grado de protección IP65 permite su instalación en zonas ajardinadas que requieran regadío.

 

  • Iluminación de zonas de reunión

 

Este tipo de proyectos de iluminación se realizan con la intención de crear atmósferas acogedoras de reunión que den una segunda vida a las zonas ajardinadas de los hogares y permitan disfrutar de ellos tanto de día como de noche.

Para la iluminación de estos espacios puede optarse por luminarias como NIZA y SURA, resistentes a exteriores (IP65) y disponibles en diferentes potencias (22W y 7W/14W respectivamente). Además, cuentan con una temperatura de color de 3000K/4000k en función de las necesidades de instalación del espacio.

Ambas luminarias, mantienen una estética homogénea que les convierte en las luminarias perfectas para combinar en el jardín.

 

  • Iluminación de piscinas

 

Si el jardín dispone de piscina, la iluminación de ésta aporta la posibilidad de disfrutar de baños nocturnos permitiendo una mayor visibilidad y estética en la zona.

Ha de tenerse en cuenta que las luminarias de piscina deben contar con unas características particulares que le proporcionen, primeramente, un grado de protección adecuado. Éstas deben estar caracterizadas al menos de un IP68 que soporte la inmersión completa y continua en agua sin deteriorarse, evitando así posibles filtraciones. Las luminarias HYDRA AVANT y AGUA AVANT de Prilux son de las más acertadas para este tipo de instalaciones, disponibles en distintas potencias (25KW y 22/20KW) y con una temperatura de 5000K, ideal para la iluminación de piscinas y estanques.

 

  • Iluminación de acento

 

La iluminación de acento se utiliza para destacar zonas u objetivos a los que busca dar protagonismo mediante la potencia y la correcta distribución del foco luminoso.

Este tipo de iluminación favorece la estética de zonas ajardinadas enfatizando elementos destacables como fuentes, plantas, árboles o elementos arquitectónicos diseñados para ofrecer un valor estético añadido a los espacios.

Proyectores de luz como KENIA, disponible en potencias de entre 10W y 100W le convierte en el proyector adecuado para evitar deslumbramientos e iluminaciones poco confortables mediante el enfoque del foco de luz a la zona deseada, creando iluminaciones de acento que resalten elementos, sombras y matices.