Compártelo:

La tendencia a la innovación: conectar el futuro con el presente

Ante la rápida digitalización y los importantes cambios tecnológicos y sociales que se desarrollan en la actualidad, la innovación se posiciona como un aspecto clave en el desarrollo de cualquier negocio.

 

En el entorno empresarial, se define innovación como el desarrollo y la aplicación de nuevos conceptos, ideas o productos con el fin de ayudar a incrementar la productividad y la competitividad de la actividad comercial con éxito. 

Bien es cierto que, la gran mayoría de las empresas son conscientes de que deben mantener la innovación en primera línea de actuación si quieren hacer frente al ritmo cambiante del mercado. En el sector de la iluminación en concreto, con la llegada de las nuevas tecnologías y conceptos como Smartcities, el ritmo de cambio de los modelos de trabajo y los productos es altamente veloz.

Para llevar a cabo un proceso de innovación, las empresas deben tener en cuenta la implementación de nuevos procesos, ideas o productos que impulsen sus resultados y su negocio, obteniendo beneficios como:

  1. Estar preparados para posibles interrupciones o cambios en la tendencia de la demanda
  2. Mayor eficiencia en sus procesos y servicios
  3. Atracción de talento dispuesto a colaborar 
  4. Mejor percepción de marca

La innovación en Prilux

La innovación para Prilux se ha convertido en una parte estratégica e imprescindible cuando se habla de futuro. Contamos con un equipo multidisciplinar apasionado por diferenciar sus productos y soluciones explorando nuevos caminos mediante proyectos con varios horizontes temporales. 

Conscientes de la volatilidad del mercado y su rápida evolución, en Prilux trabajamos por adaptar la cultura innovadora con agilidad, considerando fundamental el hecho de conectar el talento interno con los clientes actuales y futuros para proporcionar el máximo valor a la sociedad.

Cuando Prilux habla de innovación, lo hace bajo la idea de conectar el futuro con el presente mediante diferentes horizontes temporales, distinguiendo así dos áreas de actuación:

  • Mundo operacional, reconocido como H1, donde recogen el trabajo del día a día y la demanda actual de sus clientes.
  • Mundo de innovación, donde es posible distinguir dos tipos de horizontes: innovación incremental (h2) e innovación transformacional (h3)

Para la empresa, resulta primordial apostar por una estrategia donde se combine el mundo operacional con el mundo de innovación. Dentro de las actuaciones que se llevan a cabo para generar la innovación incremental, se hayan acciones como los retos internos, equipos ágiles que proporcionen propuestas innovadoras y proyectos de innovación de la mano con la digitalización, la IA, blockchain y la economía circular. 

Por otro lado, Prilux dirige una parte de su actividad a la innovación transformacional con el fin de adquirir nuevos conocimientos. Este modelo de trabajo es considerado un proceso de transformación ligado a la cultura Agile y trabajado bajo la metodología SCRUM. Esta metodología también la utilizamos en nuestros equipos de desarrollo para aumentar nuestra capacidad de adaptación al entorno. Las circunstancias cada vez son más volátiles y debemos tener una parte de la organización que disponga esta capacidad completamente indispensable en esta época.

Finalmente, la actitud de la empresa frente a las tendencias del mercado, hace posible el desarrollo de tecnologías propias que permiten una gestión optima del consumo, mejorando el confort y los ahorros económicos de forma sostenible. 

La iluminación ha evolucionado mucho en los últimos años, sobretodo desde que la tecnología LED está reemplazando a la iluminación tradicional. Los próximos objetivos fijados se centran en conseguir una iluminación sostenible. El futuro pasa por combinar las tecnologías sostenibles y los sistemas inteligentes conectados en red para conseguir ahorros energéticos de hasta un 70%, reducir la huella de carbono y contribuir con el medio ambiente. 

La iluminación inteligente va más allá del mero hecho de iluminar. Hoy en día podemos adaptar la luz a las necesidades del espacio y la actividad a realizar tanto en interior como en exterior. De esta forma se mejora la productividad, la salud y el bienestar de los usuarios.